Rolex, Marx y Jesucristo



Circula en las redes sociales desde hace algún tiempo una publicación de anti propaganda contra supuestos personajes de izquierda (digo supuestos porque hay algunos que francamente parece difícil calificar como de izquierda).
En dicha publicación pueden apreciarse fotos de estos personajes públicos, líderes, referentes (Fidel Castro, el Che Guevara, Chavez, entre otros) luciendo relojes en su muñeca.
Relojes que la publicación asegura que en todos los casos son de marca Rolex.

La publicación apunta a señalar una contradicción entre los dichos y los hechos, los supuestos valores que se supone que promulgan estos personajes con el hecho de ser consumidores de una marca asociada con el lujo y la burquesía.

Curiosamente quienes comparten esta publicación piensan que está muy bien que existan el lujo, el consumo, el capitalismo, la burguesía, etc. pero sin embargo al parecer creen que ciertas personas no deberían acceder a ciertas marcas. Parece ser una contradicción, la defensa de la sociedad de consumo y el individualismo por una parte, la condena a que ciertas personas utilicen una marca de relojes por otra.

Más allá de que habría que ver cuál es la veracidad de afirmar que todos los relojes de todos los que allí aparecen son de la marca Rolex, tomemos por buena esa afirmación, aunque no sería la primera vez que este tipo de aseveraciones es falsa.
No mucho tiempo atrás circuló una foto en donde supuestamente el ex presidente y ex líder guerrillero uruguayo Pepe Mujica paseaba por New York con una bolsita de Chanel. La foto en cuestión era un montaje de 3 fotos diferentes, una de la Quinta Avenida, otra de Pepe Mujica, y otra de una bolsa de Chanel.
Evidentemente hay un intento por socavar la honestidad, o la coherencia de la defensa de ciertas convicciones ideológicas.



Habría que discutir si alguien con un pensamiento de izquierdas puede o no acceder a artículos de consumo como alguien de derechas.
En lo personal pensamos que si, ya que vivimos en un mundo que es mayoritariamente capitalista, sería absurdo condenar a alguien porque tiene ideas de izquierda pero sus zapatos, sus pantalones, su camisa, su gorra, sus calcetines, sus gafas, su saco, su reloj o su teléfono son de esta o aquella marca.
Debemos suponer que para dejar contenta a la derecha, quienes son de izquierda no deben tener un iPhone, o una teléfono Samsung ni Alcatel ?
Debemos exigirles que fabriquen su propia ropa o que vistan prendas fabricadas por colectivos que sigan determinadas pautas ideológicas de distribución del producido por esos productos ?

Si fuera al revés, en un mundo que se moviera bajo parámetros del más ortodoxo marxismo leninismo cabría criticar a los disidentes por alimentarse, vestirse y trabajar bajo estos principios aunque no les gusten?


Pero pasemos a quienes los critican con tanto encono.
Por qué simpatizan con líderes que dicen ser cristianos pero promulgan con el enriquecimiento de los poderosos o con la utilización de la violencia?



Quienes critican a Fidel Castro porque se supone que aparece en una foto con un reloj Rolex, viven de acuerdo a sus principios las 24 horas del día?
Si lo hacen, si defienden por ejemplo la economía de mercado por qué estigmatizan a alguien por usar un Rolex?
Está mal usar Rolex para los liberales?

La coherencia que se reclama en los ajenos, se observa en los propios?
Ya por el sólo planteamiento de estos temas resulta evidente que no.